La iglesia católica podrá abrir sus puertas para asistencia espiritual

Pese a la pandemia mundial por el coronavirus, los fieles podrán encontrar un lugar de contención en la Iglesia católica que reabrirá sus templos para rezos individuales y confesiones, sin celebración de misas u otros rituales comunitarios, según lo acordado entre el gobierno nacional y las máximas autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

Desde el Episcopado indicaron que “se ratificó la posibilidad de que los templos estén abiertos para la oración individual, y los sacerdotes puedan recibir, de ser posible de manera previamente acordada, a los fieles que soliciten ayuda y orientación espiritual. Siempre teniendo en cuenta las disposiciones sanitarias”.

También se analizó “la situación que están atravesando los barrios populares” por el coronavirus, indicaron fuentes oficiales.

Según precisaron los portavoces, la iglesia católica “podrá abrir sus puertas para la asistencia espiritual a los fieles y los rezos individuales, y estas serían las primeras prácticas de fe que podrían permitirse en las iglesias y templos de nuestro país”.

Se abordaron los protocolos de salud que deberán implementarse “una vez que se reanuden los servicios religiosos en toda la Argentina, priorizando la seguridad sanitaria de todos los asistentes”, añadieron.

Las fuentes del Episcopado subrayaron que esta autorización “tiene que ver exclusivamente con la oración individual y la asistencia espiritual con las debidas medidas sanitarias. No hay celebración de misas, no hay celebraciones comunitarias. Los templos que quieran podrán estar abiertos para la oración individual de la gente, nada más que eso”.

En tanto que desde la Secretaría de Culto dijeron que Oliveri y Malfa volverán a reunirse mañana para avanzar en esa agenda de trabajo, pero “de ningún modo contempla la posibilidad de que sean reanudadas las misas”.

El gobierno y los prelados conversaron acerca del trabajo diario que está realizando la Iglesia católica en los barrios de todo el país para brindar asistencia a los sectores más vulnerables.

En ese sentido, se analizaron las “consecuencias sociales y económicas que surgieron a raíz de la lucha contra la pandemia, acordando que lo más importante es la salud y preservar la vida de la gente”, dijeron los voceros.

Y se remarcó la “organización conjunta” entre municipios y organizaciones de distintos lugares del país para “resolver muchas necesidades sanitarias” que surgieron a partir del aislamiento social por el coronavirus.

La CEA emitió un comunicado en el que informó que “se dialogó sobre esta nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio y la diferente realidad que afecta a cada lugar del país”.

“En cuanto a la celebración con participación de los fieles, cuando llegue el momento adecuado para las mismas, se acordó ir trabajando en la elaboración de los protocolos litúrgicos y sanitarios correspondientes”, añadió la información del Episcopado.

A %d blogueros les gusta esto: