Hoy se define que sucederá con la mina de Andacollo

La continuidad del Proyecto Minero Andacollo podría definirse este mediodía en una reunión que tendrá la empresa Trident Southern Explorations, el gobierno provincial y los trabajadores, quienes se mantienen sobre la ruta 22 en Arroyito desde el martes.

Ayer hubo varios encuentros como parte de la mediación que estableció días atrás el Ministerio Público Fiscal, pero la empresa pidió más tiempo hasta hoy para traer una respuesta. Participaron por videollamada el representante legal y el gerente, Guillermo Salvatierra, quienes el martes habían faltado a la cita de la fiscalía.

En concreto, Trident adeuda el pago de los salarios de marzo y abril a 238 trabajadores, además de otras sumas millonarias con proveedores de Andacollo y Huinganco. Pese a la cuarentena, los trabajadores habían viajado a Neuquén capital la semana pasada y se volvieron a su localidad con un acuerdo que obligaba a la empresa a pagar los sueldos el 4 de mayo.

Ante un nuevo incumplimiento, el martes intentaron regresar a la capital pero fueron retenidos en un control de gendarmería en Arroyito. Desde entonces, sólo dejan pasar a los delegados para que mantengan las reuniones, mientras el resto aguarda a la vera de la ruta.

Los mineros temen que Trident abandone la explotación del yacimiento, cuyo usufructo ganó en septiembre de 2016, pues hace meses que no realiza inversiones. Desde que se le adjudicó el proyecto nunca llegó a producir oro, aún cuando el contrato establecía que debía hacerlo en dos años.

El gobierno provincial tiene la opción de rescindir el contrato de la empresa, cuya duración es de 25 años, lo que significaría un golpe final para el emprendimiento metalífero del norte neuquino. El yacimiento ya fue abandonado en el 2014 por su anterior concesionaria, Andacollo Gold, sin que la firma pagara indemnizaciones ni diera explicaciones por su accionar.

A %d blogueros les gusta esto: