Gobierno de Israel se prepara para lo peor en sus búnkers

Pese a que muchos lideres de diferentes países aun siguen cuestionando el alcance y el impacto real que pueda llegar a tener el coronavirus, en Israel todo indica lo contrario al activar sus bunker para operar la crisis desde bajo tierra.

Este refugio sorprende por el relativamente bajo nivel de secretismo que lo rodea, en comparación con otras estructuras similares: se sabe que está situado en las montañas de Jerusalén, y más concretamente, cerca del Parlamento de Israel, el Ministerio de Asuntos Exteriores y otros órganos del Gobierno para que cientos de miembros del personal gubernamental puedan parapetarse rápidamente en caso de urgencia.

Por otro lado, la estructura del edificio deja algunos detalles a la vista: se puede observar un gran complejo sin ventanas y de aspecto futurista que incluye varias entradas para vehículos, pero lo que queda bajo tierra es más difícil de suponer, dado que al fin y al cabo es una infraestructura gubernamental que necesita mantener la discreción.

No obstante, se sabe que en el subsuelo hay un mundo en sí mismo. De hecho, el refugio está diseñado como si de un iceberg se tratara, con “el 95% del búnker bajo tierra” , según informa el medio israelí Yedioth Ahronoth. El mismo portal informó anteriormente de algunas características más de esta llamativa estructura, como que cuenta con “espaciosos túneles que permiten a dos camiones viajar de forma paralela, salas de control, decenas de ascensores de emergencia, cuarteles militares, habitaciones y oficinas”.

Definitivamente parece que ha llegado la hora de tomar decisiones drásticas ante la pandemia de coronavirus, por lo que Israel ha puesto en marcha todo este enorme mecanismo para prevenir males mayores, por ende ha decidido que parte del gobierno nacional opere desde estas instalaciones ya que el primer ministro Benjamin Netanyahu se encuentra en cuarentena por haber tenido contacto estrecho con una persona infectada.


A %d blogueros les gusta esto: