La medida no esta siendo cumplida en los barrios privados ubicados sobre la calle Anaya al fondo en la ciudad de Neuquen.

Hasta el momento, no era novedad que en algunos barrios del Oeste y en determinados horarios no se estaba cumpliendo estrictamente con la cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional, en medio de la pandemia del coronavirus. De hecho, la ministra de Gobierno, Vanina Merlo, había advertido que se reforzarían los controles en esa zona con las fuerzas de seguridad.

Pero adonde no pueden llegar los controles policiales, ni de las fuerzas federales, ni tampoco de Defensa Civil, es a las calles de los barrios privados, donde también se detectó movimiento innecesario que no responde a las pautas establecidas para garantizar la cuarentena de la ciudadanía.

“Tenemos relevado a través de un drone distintos barrios donde el comportamiento social no es el que se está pidiendo. Los barrios que hemos observado son Gran Neuquén, San Lorenzo, norte y sur, y también hemos constatado en algunos barrios privados que no se estaba respetando el aislamiento. Esto fue tomado con imágenes aéreas”, aseguró Martín Giusti, subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana.

Así, los countries de la ciudad quedan prácticamente aislados de todo control ya que ni la Municipalidad ni el Gobierno provincial pueden ingresar para advertir o para aplicar las multas correspondientes. “En un barrio privado no podemos entrar. Únicamente avisamos a la garita de la guardia, y ellos tienen que avisar que no están respetando el aislamiento social”, indicó Giusti.

Para monitorear estas zonas, sólo lo pueden hacerlo a través de drones. “Para los lugares de difícil acceso usamos un drone. Tenemos dos que se están utilizando para esto y hay un tercero que estamos gestionando, que viene equipado con cámara térmica y con un parlante para poder hablarle a cualquier persona a distancia”, detalló el funcionario.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.