“Esto se puede multiplicar muy feo cuando haya que pagarle a millones de personas los $10.000” Esas fueron las palabras de Sergio Palazzo titular del gremio bancario.

“A partir del 15 de abril se van a empezar a pagar los $10.000 correspondientes al ingreso familiar de emergencia. Hay que ser prudente y no largar millones de personas a la calle de vuelta. Si mandamos mucha gente a la calle el mismo día es un problema “, expresó.

Palazzo se refirió, de esta manera, a la medida anunciada por la Anses que tendrá como beneficiarios a monotributistas, trabajadores informales y empleadas domésticas. Se trata de un ingreso de $10.000 que aspira a compensar el trabajo perdido en los días de aislamiento para el cual se inscribieron más de 11 millones de personas. Sin embargo desde el organismo informaron que cruzarán datos para depurar personas que no cumplen con los requisitos para cobrar el plan.

Para el sindicalista esa situación problemática podría ser aminorada si se suman más sucursales, sobre todo, de la banca privada al pago de ese beneficio. “Hay que distribuir todas esas personas que cobren. Hoy recae todo en la banca publica y solo cuatro bancos privados y hay otros bancos que no pagan nada. Si tienen responsabilidad social, que la Anses le imponga que deben pagar. Se podrían sumar más de 4500 sucursales que hay en la Argentina”, explicó Palazzo.

Tras el desborde de miles de personas hoy para cobrar las jubilaciones sin cumplir el distanciamiento social se encendieron todas las alarmas desde el gobierno y los gremios por el foco de contagios que esto podría generar.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.