El presidente Alberto Fernández sumó anoche el respaldo de los 23 gobernadores y del jefe de Gobierno porteño para extender el aislamiento por el coronavirus y flexibilizar “de a poco” algunas actividades a partir del próximo lunes 13, aunque advirtió que “hay que evitar el relajamiento” con la medida. Al término del encuentro trascendió que Fernandez extenderá la cuarentena hasta el 23 de abril, en principio, pero esperará hasta el viernes para definir el plazo, en base a la información científica que haya en ese momento.

Durante el intercambio, el jefe de Estado consignó que las restricciones se irán flexibilizando “de a poco” y le pidió a los gobernadores “aunar criterios” al respecto para “no tirar por la borda el esfuerzo” invertido desde el 20 de marzo, cuando se anunciaron las restricciones, También les solicitó que “estudien” el sistema de transporte público en sus distritos para garantizar que “se use al mínimo”.

Si la curva continúa aplanada -es decir, sin un salto exponencial-, el viernes mandatario anunciará que la fase III de la cuarentena terminará el 23 de abril. Pero si aún persisten la dudas científicas, el jefe de Estado se dará un día más para comunicar la duración y la modalidad del nuevo confinamiento para evitar replicar el escenario devastador que presentan Italia, España, Francia y New York.

Muchos expertos consideran que seria un grave error levantar la cuarentena cuando se tiene el virus controlado pues esto generaría un automático aumento exponencial de los casos y el rápido colapso de los sistemas de Salud, el único modelo que ha funcionado y dado buenos resultados en el combate contra el coronavirus es el chino de aislacion total y cuarentena estricta por lo menos 3 meses.

By Joel Casteglione

Editor general de Noticias Expres. Master y Postgrado en Ciberseguridad.